Buscar
  • Fausto Cordova Rodriguez

Los 3 errores más comunes al comprar un decibelimetro


Cómo evitar la compra del decibelímetro equivocado para su lugar de trabajo

Si usted tiene un negocio ruidoso, debe asegurarse de las medidas necesarias para proteger la audición de los trabajadores. Si un caso se lleva ante las autoridades del IMSS, usted necesitará una prueba de que las áreas problemáticas han sido tratadas de acuerdo con las lecturas de su medidor de decibelios. Sin embargo, esto no puede ser sólo de cualquier contador de ruido, debe monitorear los niveles de ruido hasta el nivel requerido de precisión por área de trabajo. Muchas empresas cometen errores al comprar un medidor de decibelios, en la elección de knock-off, con las soluciones de "solución rápida", y ahora están pagando el precio de costosos acuerdos por niveles de riesgo ante las autoridades.

Esta, guía de cinco minutos le ayudará a usted y a su empresa a evitar de sufrir un destino similar.

Error # 1: Basando su decisión únicamente en el precio. Algunos medidores de decibelios ya están disponibles por tan solo 300 pesos, y usted puede incluso comprar aplicaciones para el iPhone que miden el sonido por 50 o menos. Para muchas empresas estos son proposiciones tentadoras en comparación con cotizaciones más altas de decibelímetros estándar para la industria.

Pero no se deje engañar. Modelos económicos no se han sometido a las rigurosas pruebas que exija la legislación internacional, y es muy poco probable que registren los niveles de ruido hasta el nivel requerido de precisión. Un error de medición de tan sólo 6 dB puede exponer a los trabajadores a un máximo de cuatro veces el nivel de ruido permitido, poniendo en peligro su audición, así como el futuro de su empresa. Al comprar un medidor de decibelios, sólo recuerda: si suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo es.

Error # 2: La elección de la clase equivocada de instrumento. Clase determina el alcance y la precisión de un medidor de decibelios. Un modelo de la Clase 1 debe ser utilizado para aplicaciones en investigación y para cubrir requerimientos legales, mientras que los modelos de clase 2 son generalmente considerados como suficiente para aplicaciones de ruido en el trabajo.

Muchas empresas entran en pánico y compran un decibelímetro Clase 1, costando más dinero de lo necesario. Otros no se dan cuenta de que tienen que ser clasificados y eligen uno que no es ni la Clase 1 ni 2, dejándolos expuestos a todo tipo de sanciones o no conformidades en el caso de una auditoria. Con el fin de estar 100% seguro de que usted está comprando la clase correcta de medidor de ruido, debe comprobar las partes 2 y 3 de la norma IEC 61672 y asegurarse de que el medidor que se pretende utilizar cumple con los últimos estándares internacionales.

Error # 3: No comprar a un fabricante de renombre. Sólo mediante la elección de una firma bien reconocida y sus distribuidores exclusivos, puedes estar seguro de que su medidor de decibelios será todo lo que promete ser. El hecho de que una empresa de este tipo puede continuar por mucho tiempo demuestra que se está haciendo lo que hace bien, la producción de productos fiables que cumplen con las expectativas de la gente. Dicha compañía también tendrá diseñadores y fabricantes con muchos años de experiencia, dándoles una buena comprensión de lo que los profesionales de salud y seguridad están buscando.

Al comprar un decibelimetro de pulsar Instruments, usted puede estar seguro de que es igual de precisa, bien hecha e intuitiva como lo que dice ser. Esto asegurará el cumplimiento del control del ruido en los reglamentos de trabajo, asegurando a la vez que usted está haciendo todo lo posible para proteger la audición de los trabajadores y proteger su empresa contra las demandas relacionadas con el ruido.

#Consejos #Decibelímetro #ErroresComúnes #Problemática

719 vistas
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Wix Google+ page